Día 1 Puerto de Ideas: desde la neurociencia al show circense

8 noviembre, 2014 1:56 pm Publicado por Pilar Higuera | Deje sus pensamientos

DSC_0018

Partió la IV versión del festival local Puerto de Ideas y, como era de esperar, con un evento de inauguración que repletó el recién nombrado Edificio Juan Ignacio Molina que, gracias a los estudiantes de la Escuela de Diseño de la Universidad de Valparaíso, tomó vida y color para celebrar un año más de este gran evento cultural.

Y qué mejor manera de dar el puntapié oficial conversando sobre nuestra capacidad de creación: la que nos mueve a todos nosotros y la misma que permite que este festival tenga lugar.

El arte, la otra cara del cerebro

Ya que bombos y platillos abundan a lo largo de todo el año en nuestra ciudad que no duerme, el encargado de inaugurar este encuentro fue el temple y conocimiento del destacadísimo neurofisiólogo, Rodolfo Llinás, quien dictó a los asistentes una clase sobre los fascinantes misterios de nuestro cerebro.

A lo largo de toda su charla –que, dicho sea de paso, estuvo marcada por bromas a partir de un inconveniente técnico–, el invitado repasó algunos de los más importantes dilemas de la ciencia en torno al arte, partiendo de sus primeras expresiones que nos remontan a tiempos prehistóricos varios millones de años atrás.

Quizás uno de los temas que más cautivó al público presente fue su análisis sobre el arte no solo como una facultad humana, sino presente en cualquier forma mamífera. El científico desarrolló en profundidad lo que él mismo llama “las experiencias subjetivas con respecto al mundo externo” de los animales, a través de ejemplo fascinantes que despertaron la curiosidad de muchos quienes, incluso luego de la conferencia, se acercaron al propio Llinás para manifestar sus impresiones.

Willygood

Sin duda el circo es un espectáculo que atrae a grandes y pequeños. Si a eso sumamos danza, música y teatro el resultado final es realmente sorprendente. La Compañía BAM supo cautivar al público de Teatro Condell a través de bailes, acrobacias, escenas divertidas y buena música, invitando incluso a la participación del público.

Cerca de una hora donde la atención nunca se perdió: cada segundo era fundamental. Es evidente que los acróbatas Natalie Good y William Thomas saben lo que hacen. Si bien es cierto que la presentación comenzó con algunos minutos de retraso, la genialidad de Jérémy Manche abriendo el show por medio de su guitarra hizo olvidar aquellos momentos de ansiedad y expectación por parte de los asistentes.

Una ola de aplausos. Un mar de risas. Un océano de alegría y felicidad. Eso fue Willygood, un espectáculo de gran altura y que vale la pena disfrutar.

En paralelo a esta función que convocó a grandes y chicos, se desarrollaron los conversatorios «Capitalismo en crisis y territorios en conflicto», una conferencia de último minuto a cargo del geógrafo David Harvey que repletó el Teatro Municipal; y también “Retrato de un antipoeta”, una de las tantas actividades que rinden homenaje a nuestro Premio Nacional de Literatura, en el marco de su centenario celebrado el pasado septiembre.

En síntesis, una jornada variada como las que le seguirán durante este sábado 7 y domingo 8 de noviembre. Nosotros en Siente Valpo alucinamos con el primer día y ya esperamos contarles los detalles de hoy. Y ustedes, ¿cómo lo pasaron?



Escrito por Pilar Higuera

Rata de biblioteca y consumidora compulsiva de té con miel. Bang bang, shoot shoot.


También te puede interesar:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *