¡Entrevista a Ases Falsos!

10 diciembre, 2012 4:30 am Publicado por Val Rudolphy | 1 Comentario

El recién pasado sábado 8 los Ases Falsos estuvieron en Ele Bar de Valparaíso (teloneados por los locales OjoRojo) y Cristóbal Briceño (voz y segunda guitarra), Martín del Real (guitara) y Simón Sánchez (voz y bajo) se sentaron a conversar con nosotros sobre la Ciudad Puerto, su disco y qué le falta a la música en Chile. Así que sigue leyendo, para ver qué cosas nos contaron.

¿Hace cuanto que no venían a Valpo. a tocar?

Cristobal Briceño: Vinimos a la Cantera como en Mayo. Bueno, hace más o menos 6 meses que no habíamos venido.

¿Y por qué no habían venido otras veces? ¿Les gusta Valpo. para tocar?

C: Más o menos, pero lo respetamos mucho, es un lugar al que hay que venir. Nosotros todos los años venimos tres veces por lo menos. Pero tenemos una especie de relación de amor y odio, como con todas las cosas.

¿Por qué?

C: Bueno, por muchas cosas. Pero yo no le compro tanto a Valpo. En parte porque creo que igual es injusto para el resto del país. Es un lugar supuestamente mágico, no compro esa hueá y es un lugar que importa, pero con el que siempre tenemos un amor y odio…

Martín del Real: Nos ha ido bien y mal, algunas tocatas muy buenas y otras no tan buenas. Siempre venimos al Rockodromo también, una estación obligatoria una vez cada año (…).

Personalmente, a cada uno de ustedes, ¿qué es lo que más le gusta de Valpo? Independiente de que si les va bien o mal.

M: Igual tiene una cosa bohemia bien entretenida, que es tomarte un trago tarde, la comida es rica y hay ambiente bohemio.

C: Que la comida es rica y el copete es barato.

Estaba leyendo que ustedes habían cambiado el nombre, en parte porque estaban contando un cuento y querían contar otro ahora con Ases Falsos, ¿cuál es ese cuento?

C: Bueno sacamos un disco que se llama Juventud Americana. Yo pienso que ese disco es en gran parte lo que hoy por hoy queremos decir. Pueden remitirse a ello la gente que lea esto y escuchar el disco y hacerse su propia opinión. Se expresa por sí solo.

M: Yo creo que particularmente ahora se te pide mucho sobre explicar sobre su trabajo y se puede volver un poco tedioso especialmente cuando es un trabajo tan expresivo como la música entonces uno esperaría que escuchándolo no más la gente entendiera.

¿Cuál es la explicación de la portada del disco?

C: La portada es impactante…

M: Fue una decisión que Cristóbal llego con la portada y en lo personal encontré: “¿qué es esta huea así… es en serio?”, y eso está bien. Que causó un efecto. Porque si te fijai en las portadas  comunes y corrientes, cuando te gustan los mejores discos del 2012. Veis las portadas y cuando te fijai ¿cuántas te llaman la atención? Algunas. Esta tiene eso, que tiene una cosa especial, rara, entonces deci como “puta estos hueones locos”, aparte: “quiero escucharlas

C: Aparte el disco es juventud americana y es un joven americano, es bien consecuente y consistente con el concepto.

A la vez, ¿cual es la inspiración para las canciones? ¿Hay algún ritual en especial?

C: Nosotros componemos por necesidad, porque nos gusta. A mí me gusta mucho. A todos nos gusta mucho hacer canciones entonces nace por una necesidad. De hacerlo y nuestro método de trabajo es más o menos siempre el mismo que es llegar con una maqueta de la canción luego todo el grupo hace sus aportes personales y le damos nuestra discusión. Bueno yo creo más o menos que como lo hace cualquier grupo.

Por ejemplo ya que estamos en Valparaíso. ¿Valparaíso les inspira una letra?

M: Tiene que ver tal vez si te paso… puede haberte pasado algo que inspire un tema.

C: Hay una letra igual que tiene algo que ver con lo que nos genera Valparaíso, que es la canción Salto Alto, que está inspirada en el Barrio Bellavista en Santiago y yo siento que Bellavista se parece harto a Valparaíso en lo que se refiere a la letra de la canción.

M: O sea es mucho igual se dan hartos temas con Valparaíso. Tiene un cancionero amplio igual.

C: No queremos seguir aportando al Patrimonio de Valparaíso, lo tiene tomado el Gobierno.

Dicen que la «escena del rock chileno» no tiene mucho de rock, ni mucho de escena. Pero, de todos modos, estas son las palabras que se usan para definirlo. En este sentido, ¿qué es lo que ustedes creen que aportan al espectro musical chileno?

C: Poco, porque tratamos de desmarcarnos de la escena. Cuando nos preguntan por ejemplo, fuera del país, cuando nos hacen entrevistas en medios extranjeros y nos dicen “ustedes son parte de la escena”, siempre nos desmarcamos ahí. Sé que eso esta súper mal desde un punto de vista político. Deberíamos todos decir efectivamente que somos un bloque, que estamos avanzando como si fuéramos un industria de frutas, pero a nosotros no nos gusta y, de verdad, no nos sentimos parte de ninguna escena así que de verdad que podemos aportar más la actitud.

Simón Sánchez: Yo creo que sí, que se aporta en el sentido de un show como con canciones y con una actitud súper honesta. Hay mucha gente que va a vernos a nosotros y le llegan mucho los temas y le llegan mucho las canciones melódicamente y las letras. Yo creo que hay mucha gente que va a vernos a nosotros y que no va a ver a muchas otras bandas más. O sea, llegamos a un público bien especifico, bien de nosotros, y bueno también a otro, pero yo creo que nuestro aporte claro es darle un espacio a aquellas personas que quieren escuchar buena música y sin pretensiones, sin la vola del rockero.

Un concepto más simple, por así decirlo.

S: Mas simple en el sentido de tanto chaquetas, los lentes de sol y show.

Tomando esto mismo. ¿Qué creen que es lo que falta en Chile para generar una propuesta más distinta no tan de glamour y salir de lo típico?

C: No se si falta, pero siempre hace falta tener un poco de desprecio con uno mismo. Entonces te dan ganas de destruir lo que hiciste y cambiar. Yo creo que hay harto conformismo. La gente se siente tranquila, o sea, los músicos se sienten tranquilos un poco cuando alcanzan algún nivel, se sienten tranquilos y tratan de proteger lo que lograron. Falta un poco de auto desprecio también. Es una forma de amor, de quererse a uno mismo. Es hacerte consciente de que de repente no lo estai haciendo tan bien como uno piensa.

M: También falta un poco más de lo que había antes en los noventa. Ahora ya no hay  eso. Re poco. No la vestimenta, más que nada la actitud, del hazlo tú mismo, de que tu pensamiento es lo primero.

S: Falta punk en ese sentido. Más de arrojo. De que los cabros de repente si ven que tiene talento, si ven que pueden formar una banda, que no vean como un obstáculo tan grande como el no asegurarse la vida, el no seguir e ir a la universidad (…)  yendo a trabajar al tiro y encerrándose al tiro y de repente hay mucha gente que lo deja, a pesar de que es su gran pasión y tengan gran talento. Disminuyen la música a un hobby, como algo de fin de semana. En el sentido de que les falta arrojo y ganas de llevarlo un poco más hacia delante, hacia arriba.

¿Qué cosas tienen en mente, cuales son las locuras que piensan como banda? De acá en adelante.

C: Hemos pensado seriamente en amaestrar un ballet de animales. Ese es un proyecto que hemos hecho tentativas, hemos hablado con el Buin Zoo. No nos fue bien y ahora hablamos con Los Tachuelas. Pero nos gustaría tener un ballet de animales.

S: Y nos gustaría en un futuro, no tan a largo plazo, hacer nuestra primera incursión en el cine, hacer una película musical con robots extraterrestres y música.

M: Y promocionarlo con una gira en Argentina y Japón y en el Territorio Antártico Chileno. Viajar para afuera más que nada.

 



Escrito por Val Rudolphy

Tengo la pura car'e cuica. Periodista. Infiltrada en el Puerto. Instagram: @valrudolphy


También te puede interesar:


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *