Leo Pakarati: «Espero que todos los objetos sagrados vuelvan a la Isla»

4 abril, 2016 6:06 pm Publicado por Siente Valpo | Deje sus pensamientos

Mediante la historia de un Moai que hoy es parte de un museo en Inglaterra, el cineasta rapa nui Leonardo Pakarati aborda una creencia legendaria de la isla: la disminución del poder o «Mana» de los ancestros por ausencia de objetos sagrados. Siente Valpo conversó con el director días previos al estreno en Valparaíso (7 de abril) con funciones en Teatro Condell y El Internado, gracias a Insomnia Alternativa de Cine. 

rapa-nui---sv

No hay muchas películas que aborden la valiosa cultura patrimonial de Isla de Pascua desde dentro. Ése es sin duda un valor agregado del documental «Te kuhane o te tupuna (el espíritu de los ancestros)», del director Leonardo Pakarati, que el programa MIRADOC estrenará el jueves 7 de abril desde Arica hasta Coyhaique.

Las cámaras siguen al abuelo Bene, quien cuenta a la niña Mika la historia del Moai Hoa Haka Nanaia, conocido como El Amigo Robado, luego que un grupo de extranjeros lo sustrajera de la isla hace más de 100 años. Hoy yace en un museo de Inglaterra. El anciano explica a Mika que las cosas están impregnadas del poder sobrenatural de los ancestros (Mana), que hoy se ha debilitado por la ausencia de objetos sagrados.

«Siento la necesidad de contar nuestra historia»

El director Leonardo Pakarati señala que el origen del documental se remonta a una conversación que tuvo con su tía Noemí Pakarati.

«Ella me contó que los espíritus de nuestros ancestros estaban intranquilos, que caminaban perdidos, buscando huesos que faltaban a sus cuerpos muertos, no encontraban sus cabezas ni sus costillas; incluso los grandes Moai ya no estaban y ahora se encuentran lejos de la isla, en otros países, guardados en oscuras bodegas donde el Mana que contienen espera por regresar a Rapa Nui. No era la primera vez que escuchaba a mis familiares hablar del Mana y la importancia de esta energía, conocida en toda la Polinesia. Muchos creen que está dormida y que con la vuelta de objetos Tapu [sagrados] despertará en beneficio de las personas. De ahí surgió la idea de hacer un viaje para conectar a las nuevas generaciones con estos objetos de sus ancestros, y realizar una ceremonia para pedir que el Mana regrese con nosotros a la isla. Hacer, de alguna manera, lo que los antiguos polinesios hicieron al navegar por todo el Pacífico confiando en el Mana y dejando relatos de sus épicos viajes», cuenta Pakarati.

El director sintió la necesidad de abordar una temática tan propia. «Como realizador y rapa nui siento la responsabilidad de contar nuestra historia, nuestra versión de los hechos. Son cientos los que investigan, escriben, filman y hablan por nuestro pueblo. Es el momento de hablar».

El proyecto partió el 2010. «La pre producción implicó viajar a Europa y visitar museos donde sabíamos que se encontraban valiosos objetos ancestrales de la cultura de Rapa Nui», detalla el realizador. «Ese mismo año ganamos el Fondo para Desarrollo de Proyecto de CORFO y, finalmente, el 2013 ganamos el Fondo Audiovisual del CNCA que nos permitió rodar».

El cineasta agrega: «Un hito que marcó el rodaje fue la muerte de uno de nuestros personajes principales: Noemí Pakarati. Junto con ella habíamos construido este sueño y la idea de viajar a ver los objetos sagrados de los ancestros. Noemí no quería morir sin antes conocer el Moai Hoa Haka Nanaia, que desde 1868 está en Londres, sin embargo partió antes».

«La película se distingue por su intimidad», añade la productora Paula Rossetti. «Es una historia contada desde el interior de una familia, desde la cosmovisión Rapa Nui. Son cientos las películas que se hacen de isla de Pascua y su gente, sin embargo por primera vez se habla desde adentro. Este documental revela la importancia de contar, generar un relato, una tradición oral, crear memoria».

MiraDoc es organizado por ChileDoc y financiado por el Programa de Intermediación Cultural convocatoria 2015 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

FUNCIONES

TEATRO CONDELL: Miércoles 20 y sábado 23 de abril, 20:00 horas / Viernes 22 y domingo 24, 18:00 horas.
EL INTERNADO: Miércoles 27 de abril, 19:00 horas / Miércoles 20 de abril y miércoles 4 de mayo, 21:00 horas.
VALOR: Todas las funciones tienen un valor de $1.000

Conversamos con su director, Leonardo Pakarati, días previos al estreno de «Te kuhane o te tupuna (el espíritu de los ancestros)»:

-Leí que uno de los objetivos del documental es transmitir la historia de la Isla. ¿Cómo te gustaría que este relato sea recibido por el espectador?
-«Me gustaría que la gente entendiera que en esta enorme diferencia que hay entre el mundo rapanui polinesio con el mundo chileno occidental, por decirlo de alguna manera, también hay muchos puntos en común: sufrimos los mismos problemas, estamos presos de la misma administración, las mismas malas decisiones, pero somos diversos –y eso es hermoso. Es bueno que seamos diversos y que a la vez tengamos muchas cosas en común. La historia que yo cuento es sobre nuestro objeto sagrado, de los restos de nuestros muertos, la historia de todo el mundo. En todas partes ha sucedido lo mismo, hay una bajada hacia lo rapanui porque lo cuenta un rapanui, pero en general no es tan distinto con lo que sucede en otras partes».

-¿Cuál es la particularidad del Moai Hoa Haka Nanaia?
-«Es un Moai muy especial. De las mil estatuas o más que se hicieron en la Isla en el pasado, es el único que está construido en una piedra mucho más dura, el basalto, la piedra más dura de la piedra volcánica, y en su espalda tiene los tatuajes, los tallados que representan un gran segundo momento cultural. El Moai es un primer momento, cuando se hace un culto a los ancestros, y después viene una época que la gente conoce como “la época del hombre pájaro”  que no se trata de un ave mitológica ni nada por el estilo, sino que era el cargo que recibía un gobernante y lo recibía a través de la competencia. Esta competencia, la última vez que se hizo fue en 1886, cuando ya había gente occidental en la Isla. Entonces este Moai representaba a todos los ancestros y llevaba en su espalda el peso de este nuevo momento cultural, de esta nueva forma de administrarse. Producto de esto mismo es que esa estatua fue entregada a una expedición británica que llegó en 1886 a la Isla en un barco llamado Topaze y que se lo lleva a Inglaterra. Llega en 1987 al puerto de Liverpool, es regalado a la reina de Inglaterra y ella lo dona al Museo Británico. Ahí está el Moai hasta el día de hoy. Mucho tiempo estuvo mirando a la pared, porque a los británicos les interesaba más el tallado en la espalda que su rostro. Elegimos este Moai, porque en el mundo científico es conocido como El amigo robado, producto de haber sido sacado de la Isla en esos años. El nombre verdadero es Hoa Haka Nanaia, Hoa quiere decir amigo y Haka Nanaia quiere decir que te estremece, pero de felicidad. Es la estatua que está llamada a hacernos felices, a darnos tranquilidad, es el Moai que tiene el Mana para que podamos volver a ser felices. Entonces desde ese punto de vista es una figura importante, además de ser súper reconocido internacionalmente en los medios más doctos cercanos a la antropología y a la arqueología».

-¿Esperas que el Moai regrese a la Isla?
-«Yo espero que todos los objetos sagrados de la Isla, partiendo por los restos humanos de los rapanui que se encuentran en bodegas guardados en otro lado del mundo, alguna vez vuelvan a la Isla. Sí, todos esperamos eso. No sabemos cuando, lo que sí sabemos es que para que las cosas se hagan bien no debemos apurarnos. Luego si tienen que pasar 100 años más para que el Moai vuelva, vamos a esperar 100 años más».

-¿Sabes si existe alguna forma para que devuelvan todos los objetos de la Isla?
-«Ninguna, porque si nos devuelven el Moai a nosotros tendrían que devolver el Partenón a los griegos, las 600 momias egipcias que tienen en el primer piso y las 400 que tienen en el segundo, toda la colección que tienen de Ishtar de las antiguas ciudades mesopotámicas. No veo cómo ellos puedan entregarnos hoy esas cosas si no es a través de negociaciones inteligentes, que no tienen que ver con el escupitajo en la cara, sino más bien con hacer un buen lobby. Si logramos un acuerdo que para nosotros sirve, bienvenido sea, lo que no tenemos es apuro, nosotros vamos a estar ahí».

SOBRE EL DOCUMENTAL

-¿Qué otros temas abordan en el documental?
-«Hablamos de muchas cosas en la película, de la historia contemporánea de la Isla, de los acontecimientos más recientes durante el 2010 cuando dos aviones de Fuerzas Especiales fueron a violentar y reprimir al pueblo rapa nui por estar reclamando sus territorios. Hablamos también del eclipse que hubo ese mismo año. Se abordan tantas cosas que en general en el continente no son conocidas, por ejemplo, que nosotros somos chilenos y tenemos derechos civiles desde 1966 solamente, o sea, hace 50 años atrás. Quisimos contar esta historia de la Isla, pero siempre desde la perspectiva de mi familia, desde la familia Pakarati. A partir del relato de mi tío parto contando la historia de Isla de Pascua. No intento ser el justiciero de la etnia rapa nui ni mucho menos, lo que nosotros hacemos es tratar de traspasar al mundo nuestra historia, contada por nosotros, desde una familia de Rapa Nui para generar ojalá más tradición oral para el futuro».

-¿Por qué existen tan pocas producciones audiovisuales que narren la historia de Isla de Pascua desde una mirada local? 
-«Tengo 50 años y soy el primer cineasta que hay de la Isla, pero hay otros cineastas rapa nui que vienen detrás mío y que seguirán haciendo este tipo de trabajos. Todas las otras producciones que se han hecho hasta el día de hoy, aunque hay excepciones y algunos logran intimar más, lo que hacen es retratar la postal turística, la cosa más folclórica, se quedan con la forma de la cultura, no le dan al fondo. Los medios de comunicación no están dispuestos a discutir los temas de fondo porque tienen líneas editoriales que responden a intereses económicos y políticos».



Escrito por Siente Valpo

<3


También te puede interesar:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *